fbpx

¿Cómo lograr la eficiencia energética en tus proyectos? Descúbrelo de la mano de Doblamos

eficiencia energética en tus proyectos

Los proyectos de construcción demandan un alto gasto de recursos energéticos, tanto en fases previas como en posteriores. Es por esta razón que cada vez más se hace urgente la implementación de prácticas amigables con el medioambiente que perduren incluso a lo largo del ciclo de vida de las obras.

No solo la eficiencia energética apunta al gasto mínimo de recursos necesarios para levantar una edificación, sino también a que el proyecto sea sostenible ambientalmente, a la vez que ofrece confort y comodidad a quienes van a habitarlo.

En concreto, para lograr la eficiencia energética ideal en los proyectos de construcción se trabaja en los siguientes aspectos:

  • Cualidades arquitectónicas y de diseño: sistema constructivo, confort térmico, características de los equipos y aparatos consumidores y generadores de energía, sistemas de reciclado de diferentes elementos.
  • Emplazamiento de la obra: la planeación bioclimática es fundamental en este apartado.
  • Sistema usuarios: determinado por los hábitos de uso y expectativas de confort térmico y calidad medioambiental del cliente.

Cualidades arquitectónicas y de diseño

Desde la misma concepción del proyecto (partiendo del diseño) se comienza a planificar la reducción de emisión de CO2. En este punto se busca que las obras conserven la energía tanto como sea posible y se definan estrategias para aprovechar los recursos naturales y disminuir el consumo energético.

El uso de paneles solares en los edificios como alternativa para calentar el agua que se usa dentro de las instalaciones es un recurso muy utilizado en Colombia. Este tipo de producción de agua caliente consta de cuatro sistemas: sistema de captación, sistema de acumulación, sistema de utilización y sistema de apoyo. A pesar de que todo este conjunto aprovecha la energía solar, tiene como apoyo la energía a gas. También, es posible calentar el agua y regular la temperatura dentro de las obras por medio de un distrito térmico. Este consiste en un sistema centralizado de generación de energía térmica que puede ser instalado de manera intramural o extramural. Funciona a través de energía eléctrica o gas natural y puede generar una disminución entre el 30 y 50 por ciento del consumo de energía primaria.

Es importante destacar que, según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el 50% de la energía que se consume en las ciudades va destinada para la calefacción, enfriamiento o agua caliente. Los sistemas domésticos de aprovechamiento de agua pluvial también son un gran recurso con el que deben contar los diseños de las obras. El agua recogida suele utilizarse para llenar cisternas de los inodoros, regado de plantas, lavado de fachadas y demás superficies, lavado de vehículos, etc. Como dato adicional, conviene saber que algunas instalaciones como centros de salud y lugares en los que se procesan alimentos no es permitido este tipo de recurso. Por otra parte, las tejas traslúcidas ofrecen un gran aprovechamiento de la luz natural gran parte del día.

Existen tres tipos de tejas traslúcidas:

  • Cristal: más livianas y con un 93% de traslucidez.
  • Blanca: impide la radiación y es resistente al granizo. 48% de traslucidez.
  • PVC: ofrece protección contra los rayos UV, son versátiles y durables.

El desarrollo tecnológico también ha hecho su aporte para lograr mayor eficiencia energética en los proyectos. Diseño, construcción y domótica se unen para crear fachadas inteligentes, ideales para cumplir con el propósito que nos hemos planteamos. Este tipo de fachadas juega con el medioambiente y las condiciones bioclimáticas en las que se desarrolla el proyecto: condiciones solares, climáticas, eólicas, etc. Cuentan con mecanismos de control para subir y bajar de forma automática las protecciones solares y así optimizar las funciones energéticas del habitáculo según se requiera. La domótica no solo se aplica en el exterior, sino también al interior de los espacios y cumplen las mismas funciones de ahorro que en las fachadas inteligentes. El internet de las cosas, que cada vez toma más relevancia a nivel diseño, permite que este tipo de implementaciones sean más asequibles y prácticas.

Emplazamiento de la obra

Las características bioclimáticas del lugar en donde se llevará a cabo el proyecto deben jugar a favor de la eficiencia energética. Ventilación natural, incidencia del sol, la vegetación del lugar y las precipitaciones son factores claves para armonizar la obra con el medioambiente.

Una correcta orientación de la edificación con respecto al sol proporcionará una ventaja sobre el aprovechamiento de luz natural. Debido a la posición geográfica en la que se encuentra Colombia, es recomendable que las edificaciones orienten sus fachadas más largas perpendicularmente al eje norte-sur. Por supuesto, recurriendo a protectores de luz solar dinámicos ya expuestos en este blog.

Sistema usuarios

Conocer los hábitos de consumo de quienes habitarán o utilizarán las obras del proyecto también es un punto importante en la eficiencia energética. Todo esto facilitará la elección y los porqués de los diseños y dará un valor agregado al proyecto.

Ser responsables con la eficiencia energética de nuestros proyectos es una manera de comprometernos con el cambio climático y apropiarnos del problema que significa la emisión de CO2 en nuestro planeta. En Doblamos apoyamos estás técnicas y te invitamos a que conozcas muchas más formas de ahorrar recursos en tus proyectos a través de nuestro personal altamente calificado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Abrir el chat
1
¡Bienvenido a Doblamos!
¿En qué te podemos ayudar?